Los agricultores también reciclan envases

Los agricultores además de tener la gran responsabilidad de alimentar al mundo, producen un bien social y medio ambiental.

En las explotaciones agrarias, como consecuencia de la actividad profesional que ejercen, los agricultores generan una gran cantidad de residuos, entre los que se encuentran los envases agrarios. Para gestionar correctamente estos residuos se crea SIGFITO, una entidad sin ánimo de lucro, autorizado en las 17 CC.AA,  que se dedica al reciclaje de  los envases de fertilizantes y fitosanitarios a través de puntos de recogida, situados en cooperativas y distribuidores de productos agrarios, en los que el agricultor debe entregar sus envases vacíos para cumplir con la normativa y con el medio ambiente.

SIGFITO nace en 2.002 por iniciativa de los fabricantes de productos fitosanitarios para dar cumplimiento a la normativa vigente y asegurar la protección del medio ambiente en el ámbito rural. Ya en 2013, el sistema amplía su gestión a los envases vacíos de fertilizantes, bioestimulantes,  etc… para ofrecer solución a una mayor cantidad de residuos.

SIGFITO cuenta con la colaboración voluntaria de casi 5.000 puntos de recogida por todo el territorio nacional, ubicados en las cooperativas agrarias y puntos de venta de productos agrarios, con el objetivo de dar cobertura a todos los agricultores cuando necesitan depositar sus envases vacíos. Cuando los puntos tienen un mínimo volumen de residuos almacenados, solicitan a través de la web de SIGFITO la retirada de los envases. A partir de ese momento el gestor tiene un plazo máximo de 21 días para efectuarle las recogidas.

Los 6 pasos que debe seguir el agricultor para reciclar

 

Los puntos de recogida sólo pueden aceptar envases con el logo de SIGFITO. Cuando el agricultor deposita sus residuos de envases, el punto le debe facilitar un albarán a través del cual puede justificar el cumplimiento con la normativa.

El año pasado se reciclaron un 51,5% de los envases comercializados en España, un 1 punto  más que el año anterior. Además del porcentaje, también han aumentado la adhesión de envases y las toneladas recogidas. En 2017 se adhirieron 7.443 toneladas, 185 más que en 2016 (7.258 t). De las toneladas comercializadas se han recogido 3.834, 175 más que en el año anterior (3.659). En cuanto a los datos de recogida por CC.AA, SIGFITO ha aumentado el reciclaje en 13 de las 17 Autonomías.

¿Cuántos agricultores han pedido su albarán de SIGFITO?

En cuanto a los agricultores, no podemos saber el número exacto que han reciclado envases SIGFITO, ya que muchos de ellos han entregado sus residuos sin pedir el justificante y no disponemos de sus registros. A nivel nacional en 2017 muchos agricultores entregaron envases, pero sólo 136.823 solicitaron el correspondiente albarán de SIGFITO. Si tenemos en cuenta que, según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística de 2016,  se encuentran censados 870.753 agricultores que cuentan con explotaciones agrarias en España, es una cifra, que aunque no puede ser comparable al 100%, sirve para obtener una referencia del número de usuarios que deberían registrarse en el sistema de recogida. Es importante recalcar que el agricultor tiene la obligación de justificar la correcta entrega de los residuos y para ello debe solicitar el albarán en el punto de recogida.

¿Qué hacemos con los envases?

Del total recogido, se reciclaron 3.430,9 toneladas de plástico y 218,5 de metal. Se destinaron a valorización energética 181,8 toneladas de papel y 2,6 de plástico.

Si no hubiera un sistema de recogida que facilite el reciclado de estos envases, sería mucho más complicado que los agricultores gestionaran correctamente sus envases de SIGFITO  y terminarían por no hacerlo.

El futuro de los residuos agrarios

No cabe duda que la buena gestión de los residuos es beneficiosa para el medio ambiente y el desarrollo sostenible. No obstante, en el ámbito de la agricultura como cualquier sector de carácter profesional, además de los envases de SIGFITO, se generan infinidad de residuos que han de gestionarse obligatoriamente. Entre ellos están los plásticos de invernadero, acolchados, ensilados…, las tuberías para el riego, cuerdas, protectores, postes, las trampas de uso agrario, los envases que no son de SIGFITO etc… que al no poderse gestionar a través de un sistema integral el agricultor debe tratarlos por su cuenta, dándose de alta como productor, contratando a un gestor autorizado, llevando los registros y haciendo las declaraciones pertinentes. Lógicamente toda esta complicación repercute negativamente a la hora de reciclar los residuos que se generan en una explotación agraria, mientras que, facilitando la gestión se fomentaría más el reciclaje y por ende se reduciría el impacto ambiental que origina una mala gestión de los residuos.

Los envases industriales en 2025

Pese a que aún la normativa no contemple la gestión de los residuos agrarios a través de un sistema integral, el futuro que se espera en la gestión de los residuos agrarios es alentador, ya que hace poco la Unión Europea ha publicado las nuevas Directivas de Residuos y de Envases que afectan a los residuos de envases industriales que no están en SIGFITO. En concreto, la Directiva de Envases fija el año 2.024 como fecha tope para que los fabricantes de los productos asuman la responsabilidad de la gestión de todos los envases comerciales e industriales. Hasta ahora, salvo para los envases de productos fitosanitarios, los agricultores son los únicos responsables de la gestión de sus envases vacíos. Este nuevo marco normativo va a suponer un gran avance en el reciclaje de los envases industriales agrarios, especialmente en aquellos cuya difícil gestión dificulta su reciclado.

Autor: Sigfito

Compartir